Nuestro trabajo en el Atlántico


El municipio de Malambo, ubicado al nororiente del departamento del Atlántico, perteneciente al área metropolitana de la ciudad de Barranquilla es la sede principal de la empresa de Acesco y su más importante zona de influencia. Allí la Regional Atlántico de la Fundación Acesco (antigua Fundación Huellas), fue creada hace quince años con el respaldo económico y corporativo de Acesco, PIMSA, Puerto PIMSA y Aceros Cortados.

Este municipio tiene indicadores sociales críticos: de acuerdo con el DNP, el índice de pobreza multidimensional es de 45.4%; la tasa de embarazos adolescentes alcanza un 21.3% y el índice de analfabetismo es del 20%. Allí se han alojado más de 7.600 personas en condición de desplazamiento.

En las instalaciones de la Regional Atlántico de la Fundación Acesco, desde el año 2004 se construyó el Centro Comunitario Huellas. La primera etapa tiene un área construida de 2.800 m2 e incluye un comedor de uso múltiple, tres aulas de preescolar, cinco aulas de primaria, biblioteca y ludoteca, aulas múltiples para capacitación, música, danzas y teatro. También cuenta con una cancha múltiple y una cancha de fútbol.

Allí mismo funciona la Corporación Educativa Huellas de la Esperanza, la cual ofrece educación básica desde preescolar hasta 5to de primaria, anualmente, e impacta a más de 250 niños y niñas de Malambo mediante una propuesta pedagógica innovadora en la cual se desarrollan todas las áreas del conocimiento a través de seis proyectos de aula: mariposario, huerta, lombricultivo, vivero, gallinero, estanque para peces y dos proyectos transversales: “Prevención Integral” y “Promoción Lectora”.

En esta Regional también se desarrollan los programas “Program@rte para la vida” y “Colchas de amor”, en los cuales se brinda educación no formal a niños, adolescentes y mujeres acerca de habilidades para la vida y formación en ciudadanía, participación comunitaria y emprendimiento, llegando a más de 2.500 beneficiarios directos y alrededor de 3.000 indirectos.

Reconocimientos

La Regional del Atlántico ha recibo importantes reconocimientos por su labor en la zona:

2016: La Banda Sinfónica de la Fundación Acesco Regional Atlántico ganó el “Premio a la Primera Banda del Desfile y a la Banda Simpatía” en el concurso Nacional de Bandas Musicales de Paipa – Boyacá.

2014: Ganadores en el “Concurso Regional: Iniciativas para Promover la Equidad de Género América Latina y el Caribe” organizado por el Banco Mundial, dentro de la línea la participación de las mujeres en la toma de decisiones, con el programa “Colchas de Amor”

2012: La Banda Sinfónica de la Fundación Acesco Regional Atlántico ganó el “Premio a la mejor obra inédita y Banda Simpatía” en el concurso Nacional de Bandas Musicales de Paipa – Boyacá. Y el grupo de música folclórica recibió el segundo puesto en el “Festival de Música Folclórica Malambo” en categoría libre.

 

Proyectos Regional Atlántico

Para el desarrollo del trabajo la Regional Atlántico desarrolla los siguientes proyectos

  • Colegio Huellas de la Esperanza: Programa de educación básica dirigido a niñ@s de Malambo en condiciones de alta vulnerabilidad socioeconómica, basado en una propuesta pedagógica innovadora e incluyente en la cual, se desarrollan todas las áreas del conocimiento a través de la pedagogía del afecto, el desarrollo de proyectos de aula (mariposario, huerta, lombricultivo, vivero, gallinero, estanque para peces) y la participación activa del núcleo familiar en los procesos de enseñanza-aprendizaje.
  • Program@rte para la Vida: Programa de educación no formal dirigido a niñ@s y adolescentes en condiciones de alta vulnerabilidad, en el cual se ofrece formación en diversas disciplinas artísticas, tales como: música sinfónica, danza folklórica, danza contemporánea, como estrategia para la prevención  de riesgos psicociales y el desarrollo de habilidades para la vida. El objetivo de este programa, consiste en contribuir al desarrollo integral de niños(as) y adolescentes a través del arte, como medio para fortalecer su desarrollo integral y habilidades para la vida, lo cual, les permita evitar riesgos psicosociales y asumir de manera más asertiva su contexto social y familiar.
  • Caminos para la Incidencia: Programa de formación dirigido a adultos y jóvenes, en el cual se fortalecen las capacidades ciudadanas y la organización social para la participación y la incidencia pública.